Los sajeños renuevan los votos a San Blas

Publicado el
La-Reconquista-del-Vidrio-Ecovidrio-Sax

Con Sax arrancamos el calendario de los Moros y Cristianos en Alicante, de gran tradición en la población y con una vasta historia.

Desafiando al intenso frío en esta villa del Medio Vinalopó, los sajeños celebran del 1 al 5 de febrero sus fiestas en honor a San Blas, renovando así los votos al patrón desde 1627, cuando se encomendaron al Santo para que este les librase de una epidemia de garrotillo, juramento que se ratifica cada año en Cabildo Abierto celebrado el 26 de diciembre y cuya tradición aún pervive.

De la celebración meramente religiosa con salvas de arcabucería las fiestas evolucionaron ya en los siglos XIX y XX a las de Moros y Cristianos que conocemos a día de hoy, con cinco días de duración, numerosos actos y la incorporación paulatina de las actuales comparsas.

En la primera mitad del siglo XIX las antiguas milicias dieron paso a las comparsas de Cristianos y Moros, los primeros con el traje propio de los labradores acomodados de color negro y con su particular sombrero, y los segundos con un traje a la turca. Posteriormente se incorporarían el resto de comparsas: Garibaldinos, Marruecos, Turcos, Alagoneses, Árabes Emires y los últimos en sumarse a la fiesta, los Caballeros de Cardona en 1989.

Cerca del 30% de la población de Sax participa en las fiestas de forma activa y destacan por su particular forma de desfilar con un “saltico” y por el alarde de pólvora que despliegan el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Entre sus cargos festeros están los capitanes y capitanas, el sargento, los pajes y las reinas y damas, mayores e infantiles, en representación de la mujer sajeña.

Fieles a sus tradiciones y devotos a San Blas, los vecinos de Sax se sienten muy orgullosos de sus fiestas y muestran su hospitalidad a cuantos acuden estos días a la villa sajeña.

.